#deporte y personas altamente sensibles

#deporte y personas altamente sensibles

Llega mayo. Un mes que siempre me ha encantado. Y no solo porque sea el mes en el que nací (que también), sino sobre todo porque marca la casi-llegada del verano. Y con el buen tiempo muchas personas se lanzan a practicar deportes muy variados al aire libre. Salimos de los gimnasios para invadir las calles, los parques o las playas con numerosas actividades físicas. Running, escalada, marcha nórdica, surf, H.I.T, etc. Allá vamos: deporte y alta sensibilidad.

En este mes de mayo vengo a hablarte acerca de los innumerables beneficios que puede tener la practica de deporte en la vida de las personas altamente sensibles. Y es que, uno de los mejores elementos de gestión del rasgo es la actividad física. Y tú, ¿te mueves? Pues prepárate, porque: empezamos.

deporte y alta sensibilidad_ 

Las personas altamente sensibles se caracterizan por llegar a estados de estrés y saturación antes que el resto de personas. Este es uno de los cuatro pilares del rasgo que enumeró la Dra. en psicología Elina Aron y que, bajo mi opinión, más definen el rasgo.

De por sí vivimos en una sociedad que está orientada a la productividad, a la prisa y al estrés. Los niveles de personas afectadas por cuadros de ansiedad en la actualidad son preocupantemente altos. ¿Cómo crees que puede afectar este modo de vivir a una persona altamente sensible? Pues, evidentemente, no es lo que más nos conviene.

Las personas altamente sensibles perciben con mayor intensidad todos los estímulos que hay a su alrededor, de manera totalmente involuntaria. Esta tendencia de recibir inputs de manera constante, sumado al ritmo de vida incesante que muchas veces llevas, más todas las cosas que te suceden a diario – y que metes en ese cajón de «cosas no demasiado buenas (la verdad) que no sé porqué me suceden a mí» – hacen que tus niveles de estrés a lo largo de los días no estén relativamente bajos (disculpa la extensión de la frase, era para generarte esa sensación de estrés… 🙂 ) Si le sumas el sedentarismo y la mala alimentación que muchas veces has aceptado como «normal»: ¿cuál imaginas que será el resultado?

el deporte: tu aliado_

Ante este panorama, lo mejor es no lamentarnos demasiado y ponernos manos a la obra. La gestión del rasgo debe basarse siempre (recuerda que estoy hablando de personas que solo gestionan el rasgo PAS y no sufren ninguna patología que pueda estar sumada al rasgo) en hábitos rutinarios que puedan desarrollarse en tu día a día por tu propia voluntad. Y el ejercicio físico es uno de ellos.

Y fíjate bien: no me estoy refiriendo a que tengas que correr una marathon, hacer 4 horas de gimnasio diarias o contratar un entrenador/a personal. Nada de eso. Me refiero a que te muevas. Movimiento. Y siempre adaptado a tus circunstancias.

Muchas veces pasa lo siguiente. Quieres pasar de cero a cien en apenas unos días. De que tu única relación con el deporte sea a través del mando de la tele a ser la estrella de los próximos juegos olímpicos. Y entonces, ¿qué sucede? Pues que a la semana de empezar has metido las zapatillas que te compraste para correr en el último rincón del armario y la pereza comienza a abrazarte fuerte mientras que vuelves a coger el mando de la tele (o el libro, o el móvil, o la tablet o el cuaderno de sudokus).

Tenemos que ser conscientes del tiempo que tenemos, las circunstancias físicas de las que disfrutamos y la capacidad de la que disponemos. Si pasas de ir a todos lados en coche a hacer algunos trayectos andando: excelente. Si pasas de no levantarte de la silla a hacer algunos sencillos estiramientos en cuanto te levantas: maravilloso. Si pasas de no mover más que tus manos para escribir con el ordenador a ir dos horas a la semana a yoga: estupendo. Es decir: acepta tus circunstancias y ponlas en movimiento.

ventajas del deporte siendo PAS_

Una de las características fisiológicas que más encontramos en las personas altamente sensibles son sus altos niveles de cortisol combinados con bajos niveles de serotonina y dopamina. El deporte es un magnifico regulador hormonal. Además de la liberación de B-endorfinas, proporciona un aumento de dopamina, noradrenalina y serotonina, responsables de las «emociones positivas». Es uno de los motivos por los que puede ser tan beneficioso que deporte y alta sensibilidad vayan de la mano.

Además, gracias al aumento de estas «emociones buenas» (entiéndeme la expresión, no es literal, ya que todas las emociones son necesarias para nuestra supervivencia) esa sensación de montaña rusa emocional irá siendo cada vez menor y te sentirás más en equilibrio.

De la mano de estos cambios a nivel hormonal irá la disminución del estrés y la ansiedad. El gasto energético que genera cualquier tipo de actividad física reducirá las sensaciones provocadas por ambos estados, repercutiendo positivamente en ti.

El aumento de autoestima por parte de las personas que se consideran «fisicamente activas» ha sido objeto de diversos estudios. Además de la recompensa a nivel físico que proporciona, también te hace sentirte capaz lo cual es altamente positivo para tu auto-concepto.

Por otra parte, mejora la secreción del factor neurotrófico cerebral. Es decir: vas a tener mejoras cognitivas a partir de realizar deporte. Esa sensación de bloqueo mental que en ocasiones acecha a las PAS se irá disolviendo con el aumento de actividad y movimiento físico. Y además (y atentos/as con esto) en la mayoría de los casos disminuirá de manera muy evidente ese diálogo interno que te trae de cabeza. (Sí, lo que lees es tal cual).

Además, para aquellas personas que tienen tendencia a ser más «nerviosas» o que sus reacciones sean más bien «agresivas» con los demás, el deporte es un gran aliado a nivel de gestión de energías. Una clase de boxeo descargará todas esas sensaciones de hostilidad que te acompañan día a día. O un rato de yoga y meditación podrá liberarte de tus bloqueos.

ser consecuente con tu realidad_ 

Evidentemente, y vuelvo a repetirlo aún a riesgo de ser pesada, debes adaptar el ejercicio a tus circunstancias. Pero recuerda: movimiento. No es más que eso. No intentes grandes gestas de repente, porque seguramente la motivación no será tan alta como para que las mantengas en el tiempo. Y lo más importante es que este ejercicio sea regular en tu vida. No sirve de nada que hoy corras 8km y hasta dentro de 3 meses tus zapatillas no sepan nada más de ti.

En una sociedad en la que la obesidad infantil está alcanzando niveles muy preocupantes, dónde las bajas por estrés y ansiedad cada vez son mayores y donde el sedentario es alarmante: ¿qué te parece si tú y yo nos ponemos en movimiento?

¡Vamos!

 

¿Quieres gestionar tu alta sensibilidad? 

Aprende a gestionar el rasgo PAS desde casa, a tu ritmo y de la mano de una experta en alta sensibilidad. 

 

 

Si quieres saber más sobre cómo trabajar tu rasgo altamente sensible, haz click aquí.

¿Quieres estar al día de todo lo que publico en terapiayemociones.com? Suscribete a la newsletter y recibirás todas las novedades sobre post, cursos y talleres que realizo.¡Es muy sencillo! Tan solo introduce tu mail y listo.

¡Gracias! También puedes seguirme en FACEBOOK.

 

¿Quieres leer más artículos tan interesantes como éste? ¡Tú eliges el tema! Artículos sobre…

_ Personas Altamente Sensibles
_ Relaciones de pareja y niños altamente sensibles 
_ Emociones y desarrollo personal

relaciones con tu expareja

Eva Perea,
Coach experta en alta sensibilidad
Terapeuta de Pareja | Sexóloga | Mediadora familiar
Educadora en disciplina positiva para Familias
Fundadora y Directora de Terapia y Emociones

disciplina positiva pase

Leave a Reply

Your email address will not be published.