¿Soy PAS? Cómo saber si eres una persona altamente sensible

¿Soy PAS? Cómo saber si eres una persona altamente sensible

Pero Eva ¿yo soy una persona altamente sensible? Esta es una de las preguntas que más escucho en el día a día de mi trabajo con las personas altamente sensibles. Personas que se ponen en contacto conmigo con el objetivo de saber si ellas también comparten el rasgo.

Es una pregunta que parece sencilla de responder, pero que no lo es en absoluto. Existen varios motivos que convierten a esta sencilla frase en algo a veces un tanto complicado:

  1. La alta sensibilidad se puede solapar con características de otros conceptos.
  2. No existe hoy en día una herramienta de identificación accesible a todo el mundo 100% efectiva.
  3. No es un aspecto diagnosticable (por no tratarse de una enfermedad), por lo que no hay un “protocolo” para ello.
  4. El exceso de información, en ocasiones poco acertada, puede llevarte a la idea equivocada del concepto PAS.

Me explico… 

Uno. No es la primera vez que escucho (por ejemplo) que las PAS son personas con altas capacidades. Y esto, está más que discutido, es erróneo. Si bien es cierto que algunas de las características del rasgo pueden encontrarse en las AC, no es verdad que todas las personas altamente sensibles lo sean.

De hecho, no existe ninguna relación demostrable entre ello. Por tanto, que seas PAS no significa que tengas altas capacidades y lo mismo sucede al revés.

Dos. Por otro lado las herramientas de identificación del rasgo que tenemos a nuestra disposición hoy en día no son 100% eficaces. Existe un test (al que puedes acceder directamente desde aquí) que fue elaborado por la Dr. Elaine Aron en el desarrollo de su investigación sobre las PAS.

Pero es un test que no sirve para afirmar categóricamente que una persona es o no altamente sensible. Es decir, no es una herramienta determinante ni tampoco puedes dejarte guiar solamente por ella para afirmar que seas PAS.

Tres. Al no tratarse de una enfermedad (espero que te haya quedado claro, soy muy pesada siempre con esto porque me parece importantísimo) no hay un protocolo de “diagnostico”. Es por ello por lo que nadie puede decirte jamás que te ha “diagnosticado” o que puede hacerlo. Sencillamente porque es imposible

En el artículo que escribí acerca de las 20 preguntas más frecuentes sobre las PAS tienes varias respuestas sobre este aspecto que todavía, muy a mi pesar, se confunde.

Cuatro. Hoy en día existen muchos canales de información, que junto con la divulgación del rasgo cada vez mayor, hacen que en ocaciones recibamos informaciones un tanto controvertidas. He llegado a ver en programas de televisión a personas hablando del concepto PAS de un modo muy poco acertado, y esto tiene una seria repercusión en las personas que reciben esta información.

Entre estas consecuencias se encuentra que personas que no son PAS piensen que lo son, o al contrario, que personas altamente sensibles (a raíz de esta información “poco acertada”) huyan de querer ser nada parecido a una persona altamente sensible.

Entonces ¿cómo puedo identificarme con el rasgo?

La pregunta es ¿de qué me puedo fiar para afirmar que soy una persona altamente sensible? Si estás en ese momento en el que no sabes si quizás eres PAS o no te propongo lo siguiente: examina estos cuatro aspectos para ver si encajan las piezas de tu puzzle.

¿Me identifico con aquello que leo/ veo/ escucho por parte de canales fiables de información?

¿Me siento reflejado/a en los 4 pilares básicos en las PAS?

¿Me veo intimamente relacionado/a en el discurso de otras personas altamente sensibles?

¿La sensación al descubrir el rasgo es: “por fin te he encontrado”?

Si tu respuesta es sí a las preguntas que te he propuesto, es muy posible que estés dentro de ese 20% de la población que es altamente sensible.

Por supuesto, aquellos profesionales que trabajamos día a día con personas altamente sensibles tenemos cierta capacidad para observar el rasgo en las personas a las que acompañamos. Del mismo modo, tenemos esa misma capacidad para ver cuando alguien no es PAS y estamos ante otro tipo de característica.

Sea como sea, si acabas de descubrir el rasgo te propongo que tengas en cuenta estas 4 claves que te ayudarán a desarrollarte en él de un modo mucho más positivo. Por que ser PAS no es un don ni tampoco una tortura: ser PAS es una realidad con la que tú puedes actuar.

 

Y tú; aún te sigues preguntando “¿soy una persona altamente sensible?

 

Aprende a gestionar el rasgo desde casa, a tu ritmo y de la mano de una experta en alta sensibilidad. 

 

Si quieres saber más sobre cómo trabajar tu rasgo altamente sensible, haz click aquí.

¿Quieres estar al día de todo lo que publico en terapiayemociones.com? Suscribete a la newsletter y recibirás todas las novedades sobre post, cursos y talleres que realizo.

¡Es muy sencillo! Tan solo introduce tu mail y listo.

¡Gracias! También puedes seguirme en FACEBOOK.

 

¿Quieres leer más artículos tan interesantes como éste? ¡Tú eliges el tema! Artículos sobre…

_ Personas Altamente Sensibles
_ Relaciones de pareja y niños altamente sensibles 
_ Emociones y desarrollo personal

relaciones con tu expareja

Eva PereaCONTACTO 
Coach experta en alta sensibilidad
Terapeuta de Pareja | Sexóloga | Mediadora familiar
Fundadora y Directora de Terapia y Emociones

 

Leave a Reply

Your email address will not be published.