Autoestima y Personas Altamente Sensible: Quiere-(te)-me mucho

Aquí está el post sobre el tema ganador de la última acción participativa de la web terapiayemociones.com “y tú ¿qué propones?” Durante más de una semana distintas personas han participado en la propuesta y elección de temas para el artículo del mes de junio. Finalmente el ganador ha sido Autoestima y Personas Altamente Sensibles. Así que, ¡vamos allá!

¿Autoestima ó autoamor?

Cuando hablamos de autoestima a mi siempre me gusta hablar de un concepto que creo que deja mucho más claro aquello de lo que vamos a tratar: el autoamor. Es a este término al que me refiero en el trabajo con las distintas personas a las que acompaño día a día en la consecución de sus objetivos personales. Me parece un término mucho más tangible, cercano y sobre todo que deja mucho más claro de qué estamos hablando.

Y es que el autoestima es la manera de querernos y de amarnos a nosotros mismos/as. Esa forma de respetarnos, de conocer nuestros propios límites y valorarnos en el día a día. El autoamor son detalles, rutinas, permisos… aumenta nuestro autoconcepto y tiene consecuencias directas en nuestra seguridad. Es como la pócima mágica en las personas, pero ¿cómo se construye el autoamor?

En busca de recetas mágicas; ¿existen?

No existen (como para casi nada en este vida) recetas mágicas para la felicidad. Más que aquellas que nosotros/as mismas nos hayamos preparado ya más de una vez. La autoestima es cuestión de tres elementos indispensables: Autoconocimiento, tiempo y conciencia.

Autoconocimiento: Para saber cuidarme, respetarme y/o quererme a mi mismo he de saber cómo me gusta ser cuidado/a, respetado/a y/o querido/a. Esto conlleva un trabajo previo de autoconocimiento ¿qué es lo que a mi me gusta? ¿qué es lo que me da energía? ¿qué es lo que quiero? Pero un trabajo sin una búsqueda de verdades absolutas y de nuevo, sin intentar encontrar una única respuesta para todas estas preguntas.

Tiempo: Construir cualquier cosa conlleva tiempo. Según el tiempo que dediques a ello, más fuerte será su estructura. Si pretendes trabajar de manera estacional o muy esporádica en el cuidado de tu autoestima, estarás equivocado/a. Es una cuestión de tiempo, de rutinas de cuidados y de tener en mente siempre que tu posición en tu vida debe ser principal (desde el egoísmo positivo).

Conciencia: Hacerlo desde un estado consciente ¿fácil, verdad? (aquí me permito ser irónica 🙂 ) Quizá este sea el paso más complicado porque existe entre nosotros/as un mal muy extendido que es el de la culpa. Y claro, que mejor momento para sentirnos culpables que cuando nos cuidamos, nos queremos y nos respetamos. Parece que si lo hiciéramos siempre nuestro mundo de derrumbaría y todo lo que nos rodea dejaría de existir. Pero ¿porqué? quizás porque todo lo que has construido se sostiene en haberte dejado en última posición: como siempre, para luego.

Pas y baja autoestima: ¿hay una relación directa?

No existe una relación directa entre todas las PAS y un bajo nivel de autoestima. Mentiríamos si dijéramos que esto es así. Cada PAS es distinta, y aunque se compartan ciertas características que definen el rasgo os puedo asegurar que cada persona altamente sensibles es única y diferenciable. He trabajado con muchas personas y a día de hoy puedo decir que existen PAS con un alto nivel de autoestima.

Lo que sí que sucede es que existen razones por las cuales se pueden vincular ambos términos. Es decir, que una persona altamente sensible puede llegar a tener una baja autoestima por cuestiones derivadas de su rasgo (o que esta situación se pueda agravar). Y esto es debido sobre todo al elemento externo que también conforma la autoestima: la manera en la que nos sentimos relacionados con el mundo y la repercusión que esto tiene en nuestro concepto de autoamor.

Elementos que influyen en la relación entre PAS-Autoestima

Estas serían las variables que, desde mi opinión y experiencia, más influyen en esta relación entre PAS y baja autoestima:

  • La sensación de rechazo o falta de aceptación: Normalmente muchas PAS pasan grandes etapas en sus vidas con una sensación de no aceptación por parte de distintos grupos o personas. Esto hace que el elemento externo que favorece una buena autoestima no se encuentre en plenitud y pueda generar fisuras. Cuando no te sientes querido, valorado, estimado, respetado… a veces te faltan fuerzas para seguir construyendo tu propia manera de quererte. 
    Además, las ganas de ser aceptados obligan muchas veces a las PAS a dejarse para luego o a no escuchar sus propias necesidades. Lo cual rompe de frente con las tres directrices que he marcado en el bloque anterior.
  • Incapacidad de establecer límites: Los límites deben empezar por uno/a mismo/a. Es bien sabido (y este artículo que escribí hace algún tiempo lo argumento) que es difícil para las PAS poner límites. Si tenemos esto presente, podemos concluir que es doblemente complicado ponernos límites a nosotros/as mismos/as.
  • La gran capacidad de aguantar: Aguantar para las PAS es sinónimo de guión de vida para la mayoría. Se sorprenden aguantando en muchas situación del día a día. Desde cosas muy sencillas o especificas (aguantar la sed) hasta aguantar relaciones o situaciones más abstractas. Pero todas con la misma variable común: la capacidad inmensa de aguantar que tienen. Y evidentemente, como ya habrás concluido por ti mismo/a, esto juega directamente en contra de la formulación personal de una buena autoestima. 
  • Una infancia complicada (a veces): Este elemento sería común para cualquier persona (no es necesario ser PAS), pero lo incluyo porque sí que es usual en las PAS haber tenido una infancia de poco entendimiento con las personas adultas al cargo, con los compañeros/as del cole, con demás familiares… en resumen, una niñez complicada. En esta edad infantil construimos muchos pilares de nuestras vidas, entre ellos uno muy importante que es la capacidad para amarnos. 

Por supuesto, existen PAS con infancias magnificas, llenas de entendimiento, amor y buena gestión de su sensibilidad.

Construyendo mi autoestima ¿cómo lo hago?

Si partimos de que una buena autoestima (o autoamor) requiere de autoconocimiento propio, tiempo y debe ser un acto consciente, podemos concluir algunas estrategias que te ayudarán en ese camino hacia el auto cuidado.

1- Haz un listado de las cosas que te gusta hacer, aquellas cosas que te dan energía o que te aportan equilibrio. Luego observa cuantas cosas haces hoy en día y cuantas te dejaste por el camino ¿no estarías dispuesto/a a hacerle un hueco de nuevo en tu agenda?

2- Establece tus rutinas de cuidados. Estamos muy equivocados/as si pensamos que la autoestima se construye a base de grandes gestos cada X tiempo. Esto no es así, y si lo disponemos de este modo lo único que pondremos en marcha será un sistema de esfuerzo-recompensa que no pretendemos (o al menos yo) en este ámbito.

Cuando hablo de rutinas de cuidados no estoy hablando de hacer cada día lo mismo, de manera obligatoria, como un “tengo que…” si no de establecer que en mi día a día también tiene que haber tiempo para mí y mis regalos propios: desde desayunar tranquilamente en la mesa con ese silencio que tanto te gusta hasta permitirte una tarde de descanso en ese rincón al que hace tanto que no ibas.

Fíjate en lo acostumbrado/a que estás a no hacerte ni un hueco propio en tu vida.

3- Empieza a utilizar el verbo “permitir” en primer persona: Yo me permito… E intenta que cada vez más las obligaciones y los “tengo que porque sí” se alejen de tu vida.

4- Un ambiente tóxico no favorece la construcción de una buena autoestima. Procura mantener el menor tiempo posible con personas ante las cuales debes optar por un rol pasivo, de último lugar… un rol opuesto al de “permitir-te”

5- Identifica en qué aguantas y (dentro de lo posible) deja de hacerlo. Para este ejercicio es muy útil que repases este artículo que escribí sobre la gran capacidad de aguantar por parte de las PAS.

Recuerda que estos 5 puntos a modo de propuesta son generales y que cada PAS es distinta. Por este motivo es posible que unos te sean más sencillos/ útiles que otros, o que en tu caso sea más adecuado determinar ejercicios más personalizados ó distintos. Pero lo que sí que necesitarás en todo caso será una voluntad de cambio, y sacar de tu mente esa frase que a veces te persigue: “esto es imposible”.

Por otro lado, debes tener en cuenta que según el momento vital en el que te encuentres te será más o menos complicado avanzar en esta construcción del autoestima de un modo más o menos sencillo. Y sobre todo más o menos rápido. No desesperes. Como ya te he comentado al inicio el tiempo y las rutinas de cuidados son esenciales en el tema que hoy nos ocupa.

Consecuencias positivas de tener una buena autoestima en las PAS

El primer gran paso para todo cambio en tu vida está en “darte cuenta”, y lo mismo sucede cuando hablamos de autoestima. Si aumenta el concepto de nosotros mismos, si conseguimos construir una autoestima fuerte y consideramos las mejores formas de amarnos podremos encontrar grandes consecuencias:

  • Aumento de la seguridad personal.
  • Un autoconcepto mucho más real.
  • Establecimiento de unos límites que me permitan relacionarme desde la igualdad con los demás.
  • Huir del rol pasivo (o incluso agresivo) para poder visitar la asertividad sin miedos.
  • Construir relaciones personales sin la necesidad de aceptación por parte de todos y de todas.
  • Tomar consciencia de tu presencia en el mundo.
  • Valorarte, cuidarte, respetarte.

Debes tener en cuenta que una buena autoestima trabaja de manera directa en tu mejor sensación y concepto de vida. Es decir, es una de las patas de tu felicidad. Pero no es la única. Por lo que es necesario cultivarla y sobre todo cuidarla, como un jardín que necesita de tu presencia a diario, pero que no es la única presente en tu vida.

Espero que os haya gustado el artículo y agradezco a todas las personas que participaron en la propuesta de temas del concurso de Facebook. Ya sabéis que me encanta recibir comentarios y mensajes sobre todos los temas que escribo. Así que ¡adelante!

Muchas gracias por seguirme, un abrazo.

Si quieres saber más de cómo puedo ayudarte a gestionar tu rasgo PAS, haz click aquí. 

¿Quieres leer más artículos tan interesantes como éste? ¡Tú eliges el tema! Artículos sobre…

Emociones y desarrollo personal
Personas Altamente Sensibles
Relaciones personales y Amor

relaciones con tu expareja

Eva PereaCONTACTO 
Sexóloga, terapeuta de pareja y coach personal. 
Experta en Personas Altamente Sensibles (PAS)
Fundadora y Directora de Terapia y Emociones©

Leave a Reply

Your email address will not be published.