Reinventándote: personas altamente sensibles y trabajo

“Quiero cambiar de trabajo”, “me siento completamente desubicada en mi profesión”, “no le encuentro ningún sentido a lo que hago”, “siento que mi sitio está en otra parte”, “me gustaría encontrar algo en lo que me sintiera plenamente satisfecha”… Estas son solo algunas de las frases con las que cada día muchas de las personas altamente sensibles con las que trabajo me presentan el conflicto que para ellas supone la combinación entre su rasgo PAS y el trabajo.

Y es que, para las personas altamente sensibles su trabajo se convierte en muchas ocasiones en aquello con lo que pueden contribuir al mundo de manera positiva. Una faceta más de la vida en la que el rasgo puede desarrollarse y en la que encontrar esa sensación de plenitud y satisfacción.

Pero en ocasiones te encuentras con situaciones muy diferentes. Especialmente en ese momento en el que descubres el rasgo y todo lo que supone ese reconocimiento en tu vida. Es en ese preciso instante en el que comienzas a examinar todo tu recorrido vital y en el que, al ponerte las gafas de la alta sensibilidad, todo es distinto. Ya nada vuelve a ser igual.

Personas altamente sensibles y trabajo

Cuando descubres el rasgo: mi trabajo ¿mi enemigo?

 

Puede ser que lleves mucho tiempo en ese mismo trabajo o que hayas pasado por muchos sitios distintos en poco tiempo. Es posible que desarrolles tu profesión desde hace años pero que no encuentres tu lugar. Que te parezca que la gente puede abordar su día a día a nivel laboral de un modo muy distinto al tuyo.

Cuando descubres que existe el rasgo de la alta sensibilidad, una de las posibles consecuencias con la que te puedes encontrar es la de identificar tu propio trabajo como uno de los elementos más estresores de tu vida. Desde trabajar en unos grandes almacenes hasta hacerlo dentro del campo de la educación o la sanidad. Muchas son las áreas en las que podemos encontrar situaciones que distan mucho de ser las ideales para una PAS.

Una vez que te reconoces en el rasgo y lo identificas en tu vida, comienzas a analizar los distintos ámbitos que la componen. Y uno de ellos, casi principal, es el de tu trabajo. Comienzas a entender todo de un modo distinto y das explicaciones a todas esas situaciones que hasta ahora te han ido sucediendo y para las que no había respuesta.

 

Lo que significa el trabajo para las PAS: mucho más que un sueldo

 

Para las Personas Altamente Sensibles, su trabajo es mucho más que un medio de vida. Muchas de ellas identifican su rol profesional con la persona que son. Es por ello que las profesiones más realizadas por las PAS son aquellas que atienden a cuidados o las que están relacionadas con la justicia, la educación, el arte o las ciencias de pensamiento profundo.

Aunque las PAS desarrollen profesiones más técnicas, como pueden ser ingenierías o ciencias de la construcción, siempre van a tener en cuenta el ámbito humano. Por ejemplo, podemos encontrar a ingenieros/as agrónomos/as PAS diseñando jardines que faciliten la inclusión de la naturaleza en la estructura de las urbes mas pobladas.

Por supuesto, y me gusta hacer esta aclaración en casi todos mis artículos, también podemos encontrar a personas altamente sensibles desarrollando profesiones muy alejadas de la alta sensibilidad y con actitudes muy distantes de todo lo positivo que puede aportar el rasgo. Esto es debido a varias razones, pero las principales serían: una mala gestión de la alta sensibilidad en sus vidas y el hecho de que ser PAS es tan solo un rasgo (debemos tener también en cuenta otros factores que hayan ido formando la personalidad del individuo/a).

De este modo, para muchas PAS su trabajo es como el pincel con el que pueden dibujar en el mundo aquello que les gustaría aportar a la sociedad en general. Necesitan que su trabajo lleve ese reflejo de realización en aquello que hagan. Llegar a identificarse en todas las facetas de su vida dentro de sus principios y valores. Tal y como tú los sientes.

Aspectos que pueden afectar a las PAS en su vida laboral…

 

Entre otros, podemos encontrar:

– Aquellos trabajos muy alejados de sus principios y valores (ej: aquellas profesiones en las que te obligan a bordear la delgada línea de la verdad o empresas con un corporativismo muy férreo).

– Compañeros y compañeras tóxicos. Trabajar junto a personas que malmeten, chismorrean o que procuran que el ambiente de trabajo sea lo más negativo posible para sobresalir.

– Actividades que repercutan negativamente en el medio ambiente o con los animales.

– Trabajos muy rutinarios con actividades muy marcadas (sin espacio a la imaginación).

– Organizaciones en las que no pueden dar su opinión y en las que están dirigidos y/o dirigidas de un modo muy férreo y rígido por sus superiores.

– Trabajos con cambios de turno repentinos. Aquellas empresas o profesiones en las cuales de un día para otro es posible que el horario cambie o se dispongan días festivos sin avisar.

– Trabajos marcados por objetivos y dónde exista competitividad entre los compañeros/as por alcanzarlos.

– Profesiones en ambientes que favorezcan la saturación en las personas altamente sensibles: espacios pequeños, espacios cerrados, luces artificiales, cúmulos de gente, lugares con contrastes de frío/calor extremos, lugares con calefacción o aire acondicionado de funcionamiento continuado, etc.

 

Y entonces; ¿qué hago si mi trabajo no encaja con mi rasgo?

 

Son varias las ocasiones en las que las PAS no reconocen que su trabajo sea ese mecanismo con el que aportar lo que ellos y ellas desean al resto del mundo. Hay personas que una vez conocen el rasgo deciden reinventarse completamente. Muchas son las que mientras están desarrollando un trabajo determinado están al mismo tiempo estudiando o realizando otras tareas a modo hobby que les acercan un poco a aquello en lo que se sienten bien.

No es nada extraño encontrar hombres y mujeres PAS que han decidido cambiar radicalmente de vida. Que han dejado el trabajo en el que habían pasado la mayor parte de sus vidas para hacer otras cosas, y sobre todo ser felices.

También existen PAS que una vez han terminado sus estudios deciden desarrollarse en su vida profesional del modo más cercano a su sensibilidad. Y otras que deciden estudiar nuevas materias porque aquello que eligieron de jóvenes era más racional o impuesto que otra cosa.

Sea como sea, una vez descubres el rasgo y te identificas como PAS, comienzas a ver el campo profesional de un modo distinto y analizas tu propia realidad. Esta se convierte en adecuada o no adecuada. Y es entonces cuando pueden comenzar los reajustes.

 

Una nueva visión del trabajo en la vida de las PAS 

 

El trabajo es una de las áreas más esenciales en la vida de las PAS. Sin duda, para que exista un equilibrio entre todos los ámbitos de nuestro día a día tenemos que observar el trabajo como un elemento que sume, o que al menos no nos reste.

En mi experiencia podría hablarte de muchas personas a las que he acompañado y acompaño en su reinvención profesional. Desde personas que han cambiado completamente de vida hasta otras que han dado un giro de 360º en su propio trabajo y que ahora lo ven todo de un modo muy distinto.

Desde luego, es posible que en tu camino ya te estés encontrando con personas en tu entorno que incentivan tus miedos. Que hacen ver que tu situación es privilegiada solo por tener un empleo, aunque no seas feliz. Gente en la que no encuentras un apoyo para desarrollar tus ideas, ni tan siquiera para contarlas. Una cosa es segura, tus decisiones no serán compartidas por todo el mundo, pero lo más importante es que no distraigan tu objetivo de ser feliz.

Lo esencial es que consigas conectar tu rasgo con tu trabajo. Que te comprometas con los cambios que quizá debas hacer para que exista una verdadera adaptación entre tu alta sensibilidad y el trabajo que realizas.

Desde profesiones individuales hasta oficinas llenas de gente. Grandes empresas con un corporativismo muy elevado hasta pequeñas consultas de apenas unos metros cuadrados. En todas estas experiencias podemos cambiar nuestra manera de vivirlas para poder sacar el mayor partido de nuestro presente. Y sobre todo para invitarnos a un futuro mucho mejor.

 

>> Puedes leer también uno de los artículos más visitados de la web sobre este tema: Profesiones PAS: personas altamente sensibles y la vida profesional.

 

Si quieres saber más de cómo puedo ayudarte a reinventar tu vida profesional, haz click aquí. 

¿Quieres estar al día de todo lo que publico en terapiayemociones.com? Suscribete a la newsletter y recibirás todas las novedades sobre post, cursos y talleres que realizo.

¡Es muy sencillo! Tan solo introduce tu mail y listo.

¿Quieres leer más artículos tan interesantes como éste? ¡Tú eliges el tema! Artículos sobre…

Emociones y desarrollo personal
Personas Altamente Sensibles
Relaciones personales y Amor

relaciones con tu exparejaEva PereaCONTACTO 
Sexóloga, terapeuta de pareja y coach personal. 
Experta en Personas Altamente Sensibles (PAS)
Fundadora y Directora de Terapia y Emociones©

 

 

 

Leave a Reply

Your email address will not be published.