Los beneficios de gestionar el rasgo PAS: alta sensibilidad en positivo

La alta sensibilidad hace que las PAS tengan una serie de características que dibujan el rasgo en sus vidas. Cada Persona Altamente Sensible verá en ella reflejados los 4 pilares que conforman el rasgo, mientras que serán otras circunstancias las que formen su personalidad. La gestión del rasgo PAS será la que facilite el ajuste continuado de la alta sensibilidad en tu vida.

Cada PAS es un mundo

Nuestra infancia, el lugar(es) dónde hayamos vivido, la educación recibida, el contacto con la naturaleza, la relación con los adultos de referencia… todo va influir en cómo se desarrollará el rasgo en cada una de las PAS. Por ello, no podemos afirmar que todas las Personas Altamente Sensibles son de una determinada manera. Es un error hacernos una idea predeterminada de cómo tendría que ser una PAS.

Podemos encontrarnos con Personas Altamente Sensibles que: 

– Estén siempre de mal humor.

– Parezca que no tienen ningún tipo de sensibilidad.

– No posean tacto emocional a la hora de relacionarse con otras personas.

– Siempre se muestren irascibles.

– No sepan escuchar.

– Tengan una comunicación basada en chismes y cotilleos.

– No tengan ninguna paciencia y se enfaden enseguida.

– Tengan comportamientos muy contrarios a valores o principios universales.

– Siempre lo vean todo del lado negativo.

Y te preguntarás ¿cómo es posible?

Generalmente, porque no se ha gestionado bien el rasgo. Por ejemplo: la capacidad de pensamiento profundo que tienen las PAS puede ser utilizado en negativo para rumiar sobre situaciones vividas o suponer e imaginar cosas catastróficas. Mientras que si lo enfocamos de un modo distinto, nos puede ser muy útil para profundizar o destacar en nuestra profesión o interesarnos de un modo distinto en áreas del conocimiento como el arte, la filosofía o la literatura.

La mayor capacidad de empatizar de las PAS puede convertirnos en un pequeño cubo de basura de emociones porque nos quedamos con todo lo que nos cuentan. Mientras que esa misma empatía puede utilizarse de un modo positivo fomentando la escucha activa y orientándola en dar buenos consejos. Es una cuestión de gestión del rasgo PAS.

Por otro lado, piensa en lo siguiente: las PAS reciben con una mayor intensidad las sensaciones externas. Esto hace que lleguen a situaciones de estrés y saturación antes que las no-PAS. Si no conoces el rasgo, muy difícilmente serás consciente de este punto fundamental. Con lo que irás siempre estresado/a, saturado/a, BLOQUEADO/A. ¿Qué tendremos como resultado? Unos estupendos enfados, malas formas de contestar o visiones muy negativas de nuestras realidad.

Por una mala gestión del rasgo puede incluso que llegues a pensar que eres de un modo muy distinto del que realmente podrías llegar a ser.

¿Qué es gestionar el rasgo PAS?

Gestionar el rasgo es conocerte. Cuidarte. Respetarte. Gestionar el rasgo es llegar a equilibrar esa montaña rusa de energías que sientes que te controla. Aprender a llevar el timón de tu vida. Potenciar las características del rasgo y orientar en positivo aquellas que hasta ahora te han provocado problemas o conflictos.

Puede ser que desde pequeño/a hayas crecido en un ambiente en el que se haya estimulado la sensibilidad. Que vivas en un entorno dónde el rasgo se haya desarrollado correctamente. Que tengas un entorno social favorable o y que nunca hayas sentido esa sensación de no encajar. Eso es perfecto, sensacional.

Pero en ocasiones esto no sucede, y entonces vienen las situaciones desadaptativas que comienzan a crear consecuencias en las PAS. Desde no encontrar tu sitio y sentir que no encajas en ningún espacio social, hasta permanecer en un estado de ánimo triste y apagado.

¿Y porqué tengo que gestionarme yo? 

Lamentablemente, y como siempre digo en mis intervenciones, ser PAS es desadaptativo para la sociedad occidental actual. Vivimos en un tipo de estructura social en la que la sensibilidad y las características PAS, por lo general, no son cuidadas o valoras. Y es por ello por lo que aprender a cuidarte y gestionar tu rasgo PAS es fundamental y uno de los mayores regalos que puedes hacerte.

Gestionar el rasgo PAS te ayuda a

-Bajar tu nivel de estrés y saturación, ayudándote a vivir más equilibrado/a.

-Cambiar tu perspectiva de aquello que crees que no puedes hacer o conseguir.

-Aumentar tu autoestima, y con ello cambiar tu autoconcepto.

-Evitar la excesiva impulsividad.

-Establecer tus límites personales y aprender a respetarlos.

-Controlar tu diálogo interno y los pensamientos recurrentes.

-Re-encontarte y salir de aquellos roles que has ido adoptando para poder relacionarte socialmente a lo largo de tu vida.

-Tomar otro enfoque en pilares fundamentales como son: el trabajo, la profesión, las relaciones de pareja, el amor o la sexualidad.

Un ejemplo perfecto para ver una mala gestión del rasgo lo puedes encontrar en tu propio entorno. Quizás, al saber que eras una persona altamente sensible hayas pensado en tus progenitores biológicos (ya que el rasgo es hereditario) y hayas llegado a conclusión de que no sabes identificar la persona que es PAS. Esto es muy habitual. Sucede porque seguramente esa persona no ha gestionado su rasgo y ha desarrollado conductas, actitudes y formas de comportarse alejadas del mismo.

¿Cómo gestionar el rasgo?

Gestionar el rasgo es sencillo si tenemos las herramientas y el entorno favorable para ello. Pero claro, esto no siempre es posible y a veces resulta complicado.

Existen muchos recursos, como libros o artículos (esta misma web, por ejemplo) dónde puedes encontrar información muy útil al respecto. Esa información general puede darte algunas pistas de cómo llevar el cuidado del rasgo en tu vida.

Pero claro, puedes pensar ¿y ahora por dónde empiezo? Tanta información en ocaciones llega a saturar o bloquear más a las PAS. Sobre todo si estás muy focalizado/a en distintos conflictos de tu vida que no te dejan ver bien qué sucede en realidad.

Puede que tengas una situación concreta y no te sirvan herramientas generales, o que creas que es tu momento de cuidarte de manera personalizada y de gestionar tu rasgo expresamente para ti. En estos casos lo mejor es contar con la ayuda de una persona profesional en PAS, que te ayude a realizar un plan de acción hecho a tu medida.

También puedes participar en actividades grupales para personas altamente sensibles, como talleres o charlas en las que puedes encontrar herramientas para la correcta gestión del rasgo PAS.

Sea como sea, te invito a gestionar tu rasgo y a sacarle el mayor partido posible a ser una Persona Altamente Sensibles. Sin duda, potenciar este ámbito de tu personalidad cambiará en gran medida tu perspectiva vital.

 

<3 Un abrazo.

 

Y aquí tienes el video (como ya te prometí) sobre este post, ¡espero que te guste! IMPORTANTE: El vídeo está subtitulado. Podéis activar los subtítulos en el botón inferior del propio vídeo.  


(Aquí tienes las instrucciones para ver los subtítulos en Youtube, por si encuentras cualquier dificultad para acceder). 

 

 

Si quieres saber más sobre cómo trabajar tu rasgo altamente sensible, haz click aquí.

¿Quieres estar al día de todo lo que publico en terapiayemociones.com? Suscribete a la newsletter y recibirás todas las novedades sobre post, cursos y talleres que realizo.

¡Es muy sencillo! Tan solo introduce tu mail y listo.

¡Gracias! También puedes seguirme en FACEBOOK.

 

¿Quieres leer más artículos tan interesantes como éste? ¡Tú eliges el tema! Artículos sobre…

Emociones y desarrollo personal
Personas Altamente Sensibles
Relaciones de pareja y Amor

relaciones con tu expareja

Eva PereaCONTACTO 
Terapeuta y Coach personal y de Pareja
Sexóloga / Experta en Personas Altamente Sensibles (PAS)
Fundadora y Directora de Terapia y Emociones©

 

 

 

 

 

Leave a Reply

Your email address will not be published.