La autoestima es el aprecio o consideración que las personas tienen hacia si mismas. De este modo podemos decir que la autoestima es el Amor que sentimos hacia nuestra persona. Cuánto nos queremos. Cómo es el cariño que tenemos hacía nosotros y nosotras mismas. Y sobre todo, cómo trabajamos este aspecto de nuestra vida para no dejarlo olvidado. Cuánto cuidamos de nosotros y en que posición nos situamos en relación con el resto del mundo que nos rodea. Y es que no podemos subestimar el trabajo que supone estar atentos cada día a nosotros y nosotras mismas, ya que en muchas ocasiones es demasiado sencillo olvidarnos de seguir queriéndonos cómo merecemos.

Tener una buena autoestima es importante para poder llegar a conseguir las diferentes metas que nos proponemos en nuestras vidas. Si gozamos de un fuerte amor y una buena consideración hacia nosotros mismos, desde luego que será mucho más sencillo poder recorrer la distancia que nos separa de todo aquello que queremos conseguir.

A pesar de su importancia bien conocida, la baja autoestima es uno de los conflictos que en ocasiones más afecta a las personas. Y no es algo demasiado extraño, ya que en la mayoría de las ocasiones nadie nos ha enseñado a cuidarnos mediante buenos tratos hacia nosotras y nosotros mismos.

¿Quién nos enseña a querernos?

autoestima
MALOTA illustrations

A lo largo de nuestras vidas no es habitual encontrar a personas que nos hayan ido enseñando herramientas y recursos que fomenten una buena autoestima. De hecho, en muchas ocasiones lo que nos encontramos es con un tipo de enseñanzas en las que el cuidado hacia las demás personas es lo más importante, mientras que el olvidarse de uno mismo es una señal de altruismo y de “ser buena persona”.

Nada más lejos de la realidad. Y es que, si no estamos bien con nosotros y nosotras mismas, ¿cómo vamos a poder dar cosas positivas hacía los demás? Es un reto demasiado complicado, en el que muchas personas acaban perdiendo mucha energía y gran parte de sus vidas.

Hoy en día, cuando hablamos de inteligencia emocional nos estamos refiriendo en gran medida a personas que tienen un alto grado de consideración hacia ellas mismas. Afortunadamente, cada vez es mayor la implantación de sistemas educativos en los que se fomenta el trabajo con la mejora de consideración de niños y niñas con ellos mismos. Si aprendemos a trabajar nuestra autoestima desde bien pequeños/as, será mucho más sencillo tomarlo como un patrón de actuación que se desarrolle de forma natural a lo largo de toda nuestra vida.

¿Cuándo puedes pensar que tienes una baja autoestima?

Existen determinadas señales que pueden avisarnos de que nuestra autoestima no es la adecuada o que podríamos mejorarla. Estar atentos a estas alertas nos puede ayudar a que el camino para recuperar esta consideración hacia nosotros mismos sea mucho más corto. Algunas de ellas son:

-La falta de seguridad en las cosas que haces.
-No sentirte merecedor de las cosas buenas que te va entregando la vida.
-No hablar acerca de diferentes temas con otras personas por miedo a ser rechazada o rechazado por tus opiniones.
-No comenzar nunca cosas que te apetecen porque piensas que siempre van a salir mal.
-Relacionarte con las demás personas “a medio gas” porque piensas que de todos modos te van a dejar de lado o no vas a encajar en el grupo o en la relación.
-Observar al resto de personas como superiores a ti.
-En raras ocasiones te sientes orgulloso/a de las cosas que consigues. Les quitas mérito o valor.
-Siempre piensas en las cosas que te faltan, y no en las cosas que tienes o que has conseguido.
-Sueles acordarte de manera muy frecuente de aquellos momentos en los que no conseguiste lo que querías o no pudiste llegar al punto que deseabas.
-En muy raras ocasiones tomas la iniciativa en algo.
-Siempre piensas que las ideas de los demás son mejores que las mías.
-Sueles estar en un estado de nervios la mayor parte del día.
-No le prestas atención a mis cuidados físicos.
-No te sientes atractivo o atractiva.
-Te cuesta acabar aquellas cosas que empiezas por falta de motivación.

La baja autoestima puede ir de la mano con las distintas situaciones que se van aconteciendo en tu vida y que te parecen que son fruto de “la mala suerte” o de la “falta de oportunidades”. En gran medida existe una relación directa entre una buena autoestima y la forma en la que tenemos de ver la vida y apreciar las cosas. Siempre será mucho más positiva si la observamos desde una buena consideración de nosotros y nosotras mismas.

autoestima

¿Cómo puedes mejorar tu autoestima?

Mejorar la autoestima es un trabajo diario y al que debes prestar mucha atención, sobre todo en el inicio del mismo. Debes comprender que quizás has estado demasiado tiempo dándole de lado a quererte como mereces, y no será cosa de dos días volver a adquirir el hábito de cuidarte y dedicarte el mejor de los tratos.

Lo primero es ser consciente de que mereces este mejor trato por tu parte. Parece sencillo pero es una de las partes más complejas de este trabajo con la autoestima. Es el primer paso, y el que más suele costar a las personas que llevan mucho tiempo (o que quizás nunca lo han hecho) sin trabajar su autoestima.

Luego existen algunas acciones que puedes llevar a cabo para avanzar en este sentido. Podemos hablar de algunas de ellos, como por ejemplo:

1.Hablarte en positivo. Deja de tratarte como tu peor enemigo/a para comenzar a hablarte en un todo mucho menos acusador o negativo.

2.Dedicarte el tiempo que mereces. Deja de dedicarme tiempo a los demás o a cosas que en realidad no son tan importantes y comienza a dedicarte el tiempo que realmente mereces.

3.Cuidarte mucho. Dedícate cuidados, de todo tiempo. Haz todo aquello que te gusta y regálate momentos únicos para ti.

4.Observar y valorar todo lo que vas consiguiendo en tu vida. Cada pequeña cosa que logras es un motivo para celebrar.

5.Dejar de compararte. La comparación es una de las herramientas de autodestrucción más utilizadas y que realmente tienen consecuencias muy negativas para aquellas personas que la utilizan. Eres único en el mundo, así que deja de pensar en la vida de los demás.

El trabajo de aumentar tu autoestima debe ser constante y muy consciente. No es un trabajo sencillo, pero es muy reconfortante cuando comienzan a llegar los primeros frutos de este buen trato hacia ti mismo/a. Cuando has pasado mucho tiempo sin hacerte caso o incluso tratándote mal cambiar este rumbo puede ser un tanto complicado al principio, pero comenzar a obtener los resultados de tu trabajo es una de las mejores sensaciones que existen. Volver a sentirte valorado, sentir de nuevo que eres alguien importante en tu vida, en el mundo…estar presente en todo aquello que haces y saber que te quieres es una experiencia que deberíamos vivir cada día de nuestras vidas.

Os invito a trabajar vuestra autoestima, a miraros por dentro y ver si merecéis mejores tratos por vosotros mismos, y también si quizás es vuestro entorno el que está minando este amor que os tenéis (y entonces poder tomar decisiones al respecto). Sea como sea, os empujo a ocupar el lugar que merecéis en vuestra vida, en vuestro Yo. Vuestro presente.

Si quieres saber más sobre cómo trabajar en tu propio proceso de desarrollo y crecimiento personal, haz click aquí

¡Gracias! También puedes seguirme en FACEBOOK o escribirme a eva@terapiayemociones.com

¿Quieres leer más artículos tan interesantes como éste? ¡Tú eliges el tema! Artículos sobre…

Emociones y desarrollo personal
Personas Altamente Sensibles
Relaciones de pareja y Amor

relaciones con tu expareja

Eva PereaCONTACTO 
Terapeuta y Coach personal y de Pareja
Sexóloga / Experta en Personas Altamente Sensibles (PAS)
Fundadora y Directora de Terapia y Emociones

Leave a Reply

Your email address will not be published.