Altamente sensible: ¿qué hacer cuando lo descubro?

Esta es una de las preguntas que más personas se realizan cuando descubren su rasgo altamente sensible: y ahora ¿qué hago? Es un momento mágico pero que a la vez da mucho miedo. Nos crea dos sentimientos muy fuertes, pero a la vez en ocaciones muy opuestos.
Por un lado estamos muy contentos/as de haber descubierto al fin que es lo que sucede. Es lo que dicen muchas personas: al fin sé lo que me pasa, sé que no soy raro/a, que lo que me sucede tiene un nombre y una explicación. Por fin puedo ponerle nombre a esto.

Por otro lado nos da miedo e incluso en ocasiones algo de rechazo. Podemos ponerle un nombre a lo que nos sucede, pero a su vez nos da la sensación de que “nos queda mucho trabajo por hacer” y eso nos paraliza por momentos. También puede darnos miedo el hecho de reafirmar en el concepto de PAS que, efectivamente, somos “distintos” al resto de personas. El miedo a lo nuevo, a lo desconocido, al ¿qué vendrá después? En ocasiones muchas preguntas para muy pocas respuestas. Ser altamente sensible no viene con instrucciones.

Mucha información al principio

cerebro-en-funcionamiento-300x300La forma que tienen de procesar la información la persona altamente sensible es, como ya afirmó la Dr. Elaine Aron, muy profunda. Al inicio del conocimiento del rasgo, cuando nos enteramos de que somos PAS, nos lanzamos de cabeza muchas veces a navegar por decenas de páginas, blogs, revistas, que en ocasiones nos ofrecen una información que puede llegar a estar lejos de la realidad. Mi recomendación en este sentido es navegar por la red buscando información, pero siempre con responsabilidad. Siendo conscientes de qué leemos y contrastando quién lo escribe y dónde lo hemos encontrado.

Sin lugar a dudas, los libros son una de las herramientas más fiables para poder introducirnos en el mundo PAS. Libros como los de la Dr. Aron o Karina Zegers son estupendas formas de conocer el rasgo desde la investigación, el estudio y la información precisa y contrastada. También seguir páginas de profesionales que se dedican al mundo altamente sensible, como es el caso de la página de la propia Karina Zegers, Asociaciones de PAS en España, o esta misma web de Terapia y Emociones. El documental sobre Pesonas Altamente Sensibles emitido por La2 de TVE es otro medio por el cual informarnos sobre este rasgo.

No debemos abrumarnos con la información, y sobre todo, no tenemos que querer saberlo todo el primer día en el que descubrimos el concepto de PAS. Si llevamos tanto tiempo sin saber que nos sucede, podemos pasar unos días o semanas investigando acerca del rasgo. Todo lo que vayamos conociendo nos va a aportar muchísimo, y por lo tanto, debemos integrarlo en nosotros y nosotras de un modo paulatino y útil.

Alguien está escribiendo sobre mi vida

Esta es la frase que más personas me dicen cuando leen mi blog o alguno de los libros o herramientas que antes hemos citado. Parece que alguien que alguien que no son ellas esté escribiendo sus propias vidas en un ordenador o papel. Desde su infancia, hasta su rutina, su manera de relacionarse, la facilidad de llegar a la saturación… pequeños detalles que les parecían únicos en ellos y que ahora, alguien ha plasmado con palabras que pueden llegar a leer o escuchar.

Y es que, cuando hablamos sobre personas altamente sensibles, lo estamos haciendo de entre un 15 y 20% de la población. Por lo tanto, no es de extrañar, que hayan más personas a las que les sucede lo mismo que en nosotros nos parecía único y difícil de explicar.

altamente sensible

¿Qué puedo hacer cuando descubro que soy PAS?

Muchas son las maneras por las cuales podemos llegar a la conclusión de que (quizás) somos una persona altamente sensible. Puede ser que encontremos un blog que hable sobre esto en internet y nos sorprendamos al ver cómo cuenta cosas que nos suceden. También puede ser que nos encontremos con algún reportaje en la TV que por casualidad nos transporte a gran parte de nuestro día a día. Puede que encontremos el test de alta sensibilidad en algún lugar, y al hacerlo nos confirme que muy probablemente seamos PAS.

Sea como sea, cuando ya hemos descubierto la existencia de esta característica de la personalidad ya es imposible volver atrás. Es imposible que lo olvidemos. A partir de ese momento algo cambia en ti. Cómo he dicho al principio del artículo, puedes ponerle nombre a aquello que te sucede, y eso es maravilloso (aunque de un poco de miedo).

Bien, cuando descubrimos acerca de nuestro rasgo, lo mejor es no precipitarse. Existe una especia de “regla importante para PAS” que ya describe Karina Zegers en su libro: no contar al mundo que soy PAS antes ni siquiera de saber muy bien de qué estamos hablando. Podemos encontrarnos con un rechazo por parte de nuestro entorno hacia un termino o concepto que seguramente no conozca, además de que puede llegar a afectarnos y crearnos una ansiedad innecesaria. Es mejor acercarnos e interiorizar el rasgo primero desde nuestra individualidad, y luego comenzar a compartirlo de manera selectiva, para que no sea utilizado en “nuestra contra“.

Un trabajo de información y conocimiento propio.

Aquí llega otra de las frases clave de las PAS: no todas las personas altamente sensibles son iguales. Este rasgo no hace que nos encontremos personas idénticas, y por lo tanto, sus características afectarán de modo diferente a cada persona. Es por ello que es muy importante conocernos y saber donde están nuestros límites. Trabajarnos internamente para dibujar nuestro mapa emocional propio, conocernos para saber cuidarnos. Cuidarnos es algo esencial para las PAS. Aprender a cuidarnos a nosotras mismas para poder desarrollar al máximo el rasgo.

Un trabajo personal de desarrollo en el rasgo será muy importante para llegar a comprender esas “maneras especiales de cuidarnos” y llevarlas a cabo, así como nuestros límites personales. Aprender también a leer nuestra vida desde “las gafas de la alta sensibilidad”, nos va a dar otra visión de épocas tan importante como nuestra infancia o de nuestras relaciones afectivas. Entender los porqués para comenzar a construir nuestro cómo.

Un trabajo con profesionales cualificados y relacionados con el rasgo altamente sensible ayuda a que lo podamos integrar mejor en nuestras vidas y lo interioricemos de un modo más amable. Un acompañamiento en el conocimiento de la persona altamente sensible que somos, descubriendo nuestros limites y nuestras manera de cuidarnos, para poder llegar a desarrollarnos en plenitud.

¿Quieres estar al día de todo lo que publico en terapiayemociones.com? Suscribete a la newsletter y recibirás todas las novedades sobre post, cursos y talleres que realizo.

¡Es muy sencillo! Tan solo introduce tu mail y listo.

¿Quieres leer más artículos tan interesantes como éste? ¡Tú eliges el tema! Artículos sobre…

Emociones y desarrollo personal
Personas Altamente Sensibles
Relaciones de pareja y Amor

 

Eva Perea, CONTACTO
Terapeuta y Coach personal y de pareja
Directora y Fundadora de Terapia y Emociones

 

 

Leave a Reply

Your email address will not be published.