Consejos para una buena comunicación

La comunicación es la base del equilibrio emocional de las personas. Cuidando nuestra comunicación podemos mejorar desde nuestra propia autoestima hasta las relaciones con los demás, haciéndolas más sanas y verdaderas. Esto repercutirá de forma directa en nuestro entorno y en la manera de desenvolvernos en él.

“Toda conducta es comunicación
y no puede no haber comunicación” Watzlawick, P. (1991)

Hablar-Es-Lo-Mismo-Que-Comunicar-590x393

La comunicación se concibe como un sistema de canales múltiples en el que el autor social participa en todo momento, tanto si lo desea como si no: por sus gestos, su mirada, su silencio e incluso su ausencia (lenguaje analógico).Es un proceso. Proceso significa cambio o paso de un estado a otro, indica una serie de actos concatenados; no es un resultado-efecto, consecuencia de un hecho. No es un acto-hecho, acción. Es un proceso, es un fenómeno social anclado en un marco espacio-temporal y cultural caracterizado por códigos y rituales sociales.


El imposible de la “no comunicación”

ComunicaciónLa “no comunicación” es completamente imposible. Aunque no queramos comunicarnos, ya lo estamos haciendo.

Si somos personas a las que no “nos gusta comunicarnos” lo tenemos realmente mal para no hacerlo. Pensemos que aunque no te hables con nadie ya estás transmitiendo un mensaje de “enfado”, “introversión”, “timidez” o “rareza”. Es imposible la no comunicación.

Claves en el mensaje

A. Qué quiero decir 
B. Qué mensaje quiero transmitir
C. A quién se lo quiero transmitir
D. Cuál es el mejor momento para hacerlo
E. De qué manera voy a lograr que mi mensaje sea claro y comprendido

Cuidar las claves del mensaje es también uno de los secretos de la buena comunicación. debemos pensar en todas estas premisas para adaptar de forma correcta nuestra comunicación al objetivo que perseguimos. 


La empatia, una pieza fundamental

La empatia es una de las herramientas personales más valoradas en la comunicación. Mediante la empatía conseguimos ver las cosas desde el punto de vista de la otra persona. Es un cambio de percepción de las cosas. Esto no quiere decir que la empatía sea el “arte de estar de acuerdo con todo lo que digas”. Al contrario, la empatía nos hace mucho más flexibles como personas en la aceptación y consideración de otros puntos de vista.
Es una trabajo de comprensión hacia la otra persona, aunque no estemos de acuerdo con ella. 

Cualquier persona tiene una serie de intereses que ha creado para protegerse de ideas no deseadas. La empatía es la clave para penetrar a través de esa cortina de hierro que selecciona las ideas de una persona. Cuando se conocen los intereses de otra persona y se expresan las ideas de acuerdo a ello la comunicación es posible. Abandonemos la comunicación tóxica.

Consejos para una buena comunicación

1. Cuida tu actitud. Una actitud calmada y segura dará mucha más fuerza y veracidad a nuestro mensaje. Si eliges por el contrario una actitud demasiado pasiva o agresiva, nuestro mensaje va a perder toda su importancia y lo único importante será cómo lo has enviado.

2. Comunicación focalizada. Debemos centrarnos en un tema en concreto para no desviar la atención de aquello que queremos comunicar. Tampoco debes cambiar de tema de repente, sin avisar y sin que el nuevo tema tenga nada que ver con el anterior.

3. Practica la escucha activa. Mediante la escucha podremos enriquecer mucho nuestra comunicación. Cuando escuchamos de verdad podemos saber cual es la actitud de las otras personas, qué argumentos nos exponen y llegar a empatizar con ellxs.

4. Asertividad. Diremos lo que pensamos y sentimos sin resultar hirientes hacia la otra persona o sus creencias.

5. Realiza preguntas. Interésate por el mensaje de los demás. Esto también hará que ellxs se interesen por el tuyo y la interacción será mucho más enriquecedora.

5. Coherencia entre el leguaje verbal y no verbal. Es importante cuidar nuestro lenguaje analógico para que sea coherente con nuestro mensaje verbal.

6. Actitud abierta. Estaremos abiertxs a otros pensamientos y opiniones. No fijaremos como única posibilidad nuestra manera de pensar.

7. No interrumpas. Respeta los “turnos” de intervención y no lleves tu el dominio de la conversación. No eres el/la moderador/a de un debate.

Comunicarte de una manera efectiva y correcta hará que mejores en muchas facetas de tu vida. Si necesitas avanzar en tu comunicación o tienes alguna cuestión personal en relación al artículo y su temática, no dudes en ponerte en contacto.

 

Si quieres saber más sobre cómo trabajar en tu propio proceso de desarrollo y crecimiento personal, haz click aquí

¿Quieres estar al día de todo lo que publico en terapiayemociones.com? Suscribete a la newsletter y recibirás todas las novedades sobre post, cursos y talleres que realizo.

¡Es muy sencillo! Tan solo introduce tu mail y listo.

¡Gracias! También puedes seguirme en FACEBOOK o escribirme a eva@terapiayemociones.com

 

¿Quieres leer más artículos tan interesantes como éste? ¡Tú eliges el tema! Artículos sobre…

_ Personas Altamente Sensibles
_ Relaciones de pareja y niños altamente sensibles 
_ Emociones y desarrollo personal

relaciones con tu expareja

Eva PereaCONTACTO 
Coach experta en alta sensibilidad
Terapeuta de Pareja | Sexóloga | Mediadora familiar
Fundadora y Directora de Terapia y Emociones

Leave a Reply

Your email address will not be published.