Comienza Septiembre. Un mes casi más temido que Enero, a pesar de que este último es el que marca el comienzo de un nuevo año según nuestro calendario occidental. Pero ¿porqué tenemos tanto miedo a la vuelta después de vacaciones?

Septiembre: el mes que cambia tu vida

septiembreVolver en Septiembre después de un periodo de descanso marcado por el verano supone muchos cambios en nuestra forma de vivir a pesar de que nos retornan en general a la rutina que ya teníamos antes de irnos de vacaciones. Perder demasiado los hábitos o la marcha ordinaria durante el periodo estival hace que sea mucho más complicada la vuelta. Ya lo vimos en este mismo blog en las claves para desconectar en vacaciones. Es muy importante que no dejemos de lado todas las rutinas que vivimos el resto del año para que la vuelta no se convierta definitivamente en una gran tragedia para nuestro cuerpo y sobre todo para nuestra mente.

Lo mismo sucede al revés. Si intentamos hacer desde el primer día de nuestro regreso exactamente lo mismo que hacíamos antes de irnos será un auténtico fracaso, sobre todo por una cosa esencial: ya no somos las mismas personas que cuando nos marchamos hace unos días. 

El verano trae consigo nuevas sensaciones, vivencias y situaciones diferentes que nos hacen vivir etapas cortas pero intensas, llenas de emociones y sentimientos que quizás no experimentamos el resto del año. Y todo eso aunque no sea de manera consciente, nos hace cambiar. Nos hace ver y sentir otras cosas. Nos hace crecer.

leyendo7Es por esto por lo que Septiembre es también un buen momento para mirar hacia detrás y ver que es lo que queremos seguir haciendo y viviendo y que no queremos continuar teniendo en nuestras vidas. Aprender y agradecer todo lo que nos ha sucedido y saber leer en ello el nuevo argumento de la historia que queremos escribir a partir de ahora. 

Es una buena manera de tomar fuerzas y razones para volver con motivación a nuestra nueva vida de Septiembre, que aún llena de cosas de antes, la afrontaremos con todo lo nuevo que nos ha dado este verano que acaba de suceder-nos.

Claves para afrontar la vuelta a la rutina

Podemos hablar de claves para afrontar la vuelta a la rutina de una manera menos agresiva y más soportable:

  • Vuelve con  tiempo para reincorporarte a tu vida “normal”. Unos días de adaptación al medio son excelentes para tocar tierra y de nuevo coger aire para comenzar.
  • Continua haciendo aquellas cosas que has descubierto en el verano que te gustan y te hacen bien. No es necesario que dejes de quedar con amigxs o abandones esos momentos que habías aprendido que son tan buenos para ti.
  • No te llenes de tareas desde el minuto 1. Vuelve de manera paulatina y progresiva para que no aparezca en ti el tan temido estrés.
  • La vuelta al trabajo no significa dejar de hacer absolutamente todo lo que te gusta. Regresa al trabajo con esa sensación de haber crecido durante el verano y aprovecha esa energía nueva para continuar también con lo que realmente te gusta hacer.
  • Si has conocido gente nueva durante estas vacaciones no cierres el contacto con ellas aunque no sean de tu misma ciudad o incluso país. Hacer de las vacaciones un cajón estanco que se cierra al terminarlas es un error que nos hace echarlas de menos y con ello a las personas que conocimos.

La depresión post-vacacional

rutinaCuando llega Septiembre no paramos de escuchar este término que desde mi punto de vista nos arrastra mucho más a la tristeza, el desasosiego y la nostalgia de aquello que fue y ya no es. Pero como ya os he dicho antes, tenemos que hacer recuento de nuestra experiencia estival y ver todo lo que hemos aprendido y crecido con ella, y que nos acompaña hasta ahora. 

Si utilizamos las vacaciones para hacer lo que no hemos hecho en todo el año y luego volvemos a algo totalmente opuesto, lógicamente solo haremos que echarlo de menos. En cambio, si lo que hacemos es aprender que es lo que nos gusta e intentamos acercar nuestra vida ordinaria hacia ello, poco a poco echaremos menos en falta eso que “solo” podemos hacer en verano, ya que formará parte de nosotras como personas.

maleta-viajeNo dejes que las personas que trabajan contigo o que están a tu alrededor vengan con su “depresión post-vidaquesolotengoenverano” y consigan generar en ti un estado por el que no estás dispuestx a pasar. Sé consciente de la persona en la que te has convertido gracias a las experiencias que has vivido este verano, y camina con fuerza hacia la persona que quieres llegar a ser llevando en tu maleta todo lo que te trajiste de tus maravillosas vacaciones. 

Y con este artículo volvemos de nuestro “verano” en terapia y emociones, con todo lo nuevo que encontré en el camino y con todo lo que espero crecer y que lo hagáis conmigo.

Eva Perea
Terapeuta y Coach
Fundadora y Directora de Terapia y Emociones

Leave a Reply

Your email address will not be published.